Las bahías de Huatulco: Oaxaca

 

  • Son tan variadas y ofrecen tantas actividades, que no podrás decidir cuál es la mejor. Te presentamos las bahías de Huatulco: Oaxaca.

Las bahías de Huatulco, en Oaxaca, son un lugar con una gran variedad de playas y ecosistemas. De hecho, es la única locación en México que se considera selva seca, en conjunto con manglares y arrecifes, por lo que fue declarado reserva natural.

Para llegar, es recomendable volar al directamente al Aeropuerto Internacional de Bahías de Huatulco, desde donde te podrás trasladar a las diversas playas. Como te darás cuenta, cada una de ellas es muy diferente a las demás, y eso hace de Huatulco un lugar único.

Las bahías de Huatulco son famosas por la amplia gama de actividades que se pueden realizar, pues van desde las tranquilas aguas de Bahía de Conejos, donde puedes relajarte, hasta la Bahía de Santa Cruz que cuenta con las mejores instalaciones para deportes acuáticos. A algunas de ellas sólo se puede acceder por lancha.

En Tangolunda está la zona hotelera, donde también se pueden practicar deportes de agua, disfrutar de atracciones turísticas y salir a bailar por las noches en sus mejores discotecas. Y en la Bahía de Maguey, podrás probar los mejores platillos que los lugareños ofrecen bajo techitos de palma, a precios bastante accesibles.

La Bahía de Cacaluta fue la locación para la película mexicana Y tu mama también, y alberga la maravillosa Laguna del Zanate, donde miles de aves migratorias llegan año con año para escapar del invierno. La vía más rápida para explorar Cacaluta es la marítima, por donde podrás llegar a una playa en forma de corazón íntimamente guardada entre la selva oaxaqueña.

También en San Agustín hay una gran cantidad de flora y fauna para observar. Parte de la reserva son los corales, así que no olvides llevar tus visores para ver un mundo de corales debajo del agua; no necesitas adentrarte mucho para ver las formaciones que han hecho de Huatulco uno de los mejores destinos de Oaxaca para acercarte a la naturaleza.

Por tierra, te recomiendo especialmente ir al faro, un punto alto en un risco donde podrás disfrutar de una vista impresionante del océano, y sentarte tranquilamente a disfrutar del paisaje.

Por supuesto, la vida nocturna no podía faltar. En el centro de Huatulco, conocido como “la crucesita”, hay restaurantes y bares para gozar de la noche como es debido. Aquí también encontrarás el mercado de artesanías, donde venden comida típica oaxaqueña, como las famosas tlayudas, garnachas, mole y mariscos.

En temporada de tortugas, algunas playas se llenan de esta fauna que le da un carácter privilegiado a toda esta zona protegida. Cabe mencionar que, gracias al clima particular de las bahías de Huatulco, existe una gran diversidad de reptiles en el área.

Si te interesa un destino singular en donde podrás practicar cientos de actividades al aire libre en un ecosistema bien preservado, y disfrutar tanto de playas aisladas como hoteles de lujo, definitivamente las bahías de Huatulco son para ti.(volaris.com)