10 Hábitos que arruinan tu metabolismo

• El metabolismo es todo aquel trabajo que ocurre dentro de una célula, principalmente a nivel químico, para se produzca energía, quiere decir que todo lo que sea consumido tiene que ser convertido en otra sustancia útil para la célula, el órgano y el ser vivo en cuestión.
• Existen dos formas en las que el metabolismo puede realizarse: la catabólica y la anabólica.

Catabólica: Cuando comemos un dulce nuestro organismo activa de inmediato el tipo de metabolismo catabólico, es decir, cataliza las sustancias que se encuentran en él y las traduce en energía según sus componentes.
• En este caso la glucosa, que se encuentra dentro de los carbohidratos es convertida en energía que usamos de manera inmediata.

Anabólica: Este proceso toma la energía que se libera de las reacciones anteriores para convertirlas en otras sustancias mucho más complejas, como los ácidos nucleicos y las proteínas.
• Se trata de un paso que sigue al metabolismo catabólico y que completa gran parte de las funciones básicas de cada una de nuestras células.

Principales procesos metabólicos

• La digestión de los alimentos y nutrientes que este alimento proporciona
• La circulación sanguínea
• Eliminación de los productos de desecho a través de la defecación, micción,sudoración o respiración
• La regulación de la temperatura corporal

Hábitos que le dan el madre a tu metabolismo

1. No desayunar o saltarse comidas: Al saltarse comidas nuestro metabolismo entra en modo ahorro de energía acumulando más grasa corporal y gastando menos energía.

• Un estudio publicado por la revista académica The American Journal of Clinical Nutrition, señala que saltarte aunque sea sólo un desayuno a la semana aumenta tu riesgo de padecer diabetes tipo 2 en un 20%.
• De acuerdo al estudio ¿Cómo comemos los mexicanos?, del Instituto Nacional de Salud Pública, el 25% de los niños en edad escolar, entre 5 y 11 años, no desayunan diario.
• De acuerdo con un estudio de la organización El Poder del Consumidor (EPC). En comunidades rurales, el 70 % de los niños que desayunan, lo hacen con refresco.

2. No hacer colaciones: Las colaciones nos ayudan a evitar el modo ahorro y a llegar con él hambre bajo control para no excedernos en la siguiente comida principal. De esa manera tomamos mejores decisiones a la hora de elegir los platillos y tamaño de la porción.

3. Exceso de refrescos Light: Aunque no contienen azúcar tienen un efecto sobre el metabolismo que puede también favorecer la acumulación de grasa corporal.

• Un estudio realizado para la Universidad de Purdue en Indiana, Estados Unidos, indica que beber habitualmente refrescos de dieta, incluso uno por día, se puede asociar con mayor probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón, derrame cerebral, diabetes, síndrome metabólico e hipertensión arterial, además de contribuir al aumento de peso.
• De acuerdo un estudio publicado por la American Journal of Clinical Nutrition, El consumo regular (1 o 2 latas) de refrescos de dieta puede aumentar hasta 60% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
• Estudios de la Universidad de Miami y la Universidad de Columbia develaron que el consumo de refrescos dietéticos, aumenta en un 43% las probabilidades de desarrollar un problema vascular.

4. Exceso de cafeína: Una taza de café al día es la dosis límite permitida pues la cafeína en exceso altera nuestras señales de homeostasis o equilibrio básico de nuestro organismo. Esto a largo plazo puede también interferir con la cantidad y calidad de alimentos que ingerimos sin darnos cuenta.

5. Fumar para no comer: Seguramente crees que te ayudará a mantener el peso corporal bajo control pero no será de la manera saludable. Las enfermedades como enfisema pulmonar y Cáncer pulmonar por tabaquismo son consecuencias graves en la salud. Bajar de peso enfermándose no es el objetivo

6. Exceso de alcohol: El alcohol por sí solo aporta más de 120 kcal por porción, demasiadas para un shot de tequila o una cerveza con los amigos. Si además se beben varias copas se pierde el control de las decisiones. Esto provoca malas decisiones en cuanto cantidad y calidad de alimentos que se van a ingerir.
• La cruda del día siguiente también lleva a comer de más por esa sensación de falta de energía.

7. Agua de sabor: Contiene azúcar añadida que generalmente no es poca y se va directamente a reserva de grasa. Cualquier bebida con azúcar aumenta la glucosa en sangre pero no causa sensación de saciedad. Al poco tiempo cuando la glucosa se absorba rápidamente se produce de nuevo el deseo de tomar más azúcar. El círculo vicioso no termina.

8. Frapés y licuados Détox Licuar los alimentos está indicado solamente para personas que tienen dificultad para masticar o algún impedimento en la digestión. Para todos los demás es mucho más conveniente comer y masticar alimentos sólidos. Esto permite la acción de la saliva y un mejor aprovechamiento de los nutrimentos.
• Los “detox” son una forma de mercadotecnia. Nuestro cuerpo tiene hígado, riñones y todo un sistema de desintoxicación muy eficiente. No estamos intoxicados mientras nuestros alimentos y bebidas sean inocuos y en cantidades moderadas.

9. Eliminar toda fuente de carbohidratos: Las dietas que prohíben toda forma de Hidratos de Carbono como arroz, tortilla, pan, papa, fruta y hasta limón, son esquemas diseñados para casos muy particulares y requieren suplementación y vigilancia profesional y fundamentada. Para todos los demás es necesario consumir estos alimentos de forma moderada y en su versión integral pues son una excelente fuente de energía y nutrimentos esenciales.

10. El alimento mágico: No existe alimento que por sí mismo provoque aumento o disminución de peso. El conjunto de alimentos y hábitos de vida junto con los factores genéticos, ambientales y psicológicos son los que dan el resultado de salud que cada uno tiene. Muchos han querido darle propiedades mágicas a productos milagro o encontrarle funciones sobrenaturales a algún alimento en particular.
• Esto es también una estrategia de mercadeo. Lo más conveniente es hacer una combinación de hábitos saludables y permanentes que incluyan alimentos naturales y actividad física diaria.

Los 5 mayores mitos sobre el metabolismo

Mito # 1: Las personas más delgadas tienen un metabolismo más alto.
Verdad: Si bien el tamaño del cuerpo constituye un factor en la composición corporal tiene un efecto mucho mayor sobre el metabolismo.

Mito # 2: Saltarse una comida relentiza su metabolismo.
Verdad: La calidad y cantidad de alimentos tienen una mayor influencia en el metabolismo de la frecuencia con que come.

Mito # 3: El exceso de carbohidratos por la tarde noche son convertidos en grasa
Verdad: Si usted está tomando en los tipos adecuados de calorías, comer tarde en la noche no debe descarrilar su dieta.

Mito # 4: El metabolismo es todo acerca de la quema de calorías
Falso: Es determinante pero los procesos del metabolismo tienen que ver con funciones más específicas y vitales que sólo la quema de calorías.

Mito # 5: Usted no tiene control sobre su metabolismo.
Falso: Modificaciones en la dieta y hábitos de ejercicio simples pueden hacer una gran diferencia en la rapidez con que alguien quema calorías en reposo.

 

Fuente: www.marthadebayle.com