Pronunciamiento de PERCOSTA en contra de la violencia hacia periodistas en México.

A nuestros compañeros periodistas de México

A la sociedad

A las autoridades

  • Quienes conformamos la Asociación Civil Periodistas, Editores y Redactores de la Costa (Percosta), nos unimos al clamor generalizado de nuestros compañeros de toda la república mexicana para exigir un alto total a los homicidios, desapariciones y agresiones contra quienes ejercemos el periodismo.
  • Como grupo, no pedimos ningún trato especial, ni privilegiado; exigimos lo que por derecho corresponde a todo individuo mexicano: seguridad, respeto a los derechos humanos, constitucionales y garantías individuales.
  • Que cualquier individuo ejerza sin temor la libertad de expresión sin que ninguna autoridad constitucional o poder fáctico pretenda usar sus influencias o posición política para atentar con la integridad física o psicológica en contra de cualquier periodista o ciudadano.
  • Es alarmante que en México, de acuerdo a información de Artículo 19, en los últimos 18 años se registran 103 casos de asesinatos de periodistas y 23 desapariciones desde el año 2000. Tan solo en Marzo de este año -2017- se lleva la cuenta de 3 periodistas asesinados.
  • El reciente asesinato de la periodista chihuahuense Miroslava Breach y los de dos compañeros más ocurridos en lo que va del año en Guerrero y Veracruz no hacen más que confirmar que ni el Mecanismo de Protección a Periodistas, ni mucho menos la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), han servido para garantizar la protección de quienes nos dedicamos a informar a la sociedad, y mucho menos, detienen la avalancha de terror e impunidad que vivimos todos los días.
  • Indigna que el 99.5% de los casos denunciados ante la FEADLE, de la PGR, no reciban justicia y que cuando los compañeros acuden a denunciar no los atienda personalmente el Agente del Ministerio Público Federal o que los disuadan de interponer la denuncia.
  • Lamentamos que sean autoridades, de los tres niveles de gobierno, las que en muchos casos ejercen violencia contra los comunicadores o se convierten en cómplices al encubrir a caciques o grupos que violentan no solo a periodistas sino a cualquier ciudadano que ejerce su libre expresión.
  • Los reporteros, particularmente los que vivimos en las regiones de cualquier entidad de la República, vivimos en un peligro permanente, y no es ninguna exageración.
  • Quienes nos dedicamos a este oficio sabemos que estamos expuestos al enojo, la frustración o la simple ignorancia de políticos, caciques, grupos sociales o cualquier tipo de delincuente, quienes al sentirse evidenciados con nuestra información, pueden atentar contra nuestra integridad, familia o patrimonio, lamentablemente, a sabiendas que muy probablemente no serán castigados. La impunidad reina y eso es lo que alimenta el valor de los cobardes. Eso lo sabemos desde hace mucho quienes estamos en esto, eso lo sabía Miroslava y decenas de periodistas más que han sido asesinados en todo el país.
  • En ciudades y pueblos pequeños como en los que vivimos resulta todavía más alta nuestra vulnerabilidad por la facilidad con la que casi cualquier persona conoce el sitio donde vivimos, las escuelas de nuestros hijos y hasta los lugares que frecuentamos, por eso, aquellos a quienes les resultamos incómodos se sienten empoderados para intimidarnos y ello nos coloca como un blanco aparentemente fácil para sus aviesas intenciones.
  • Aun cuando geográficamente nos ubicamos en polos opuestos, no podemos más que solidarizarnos con la muerte de Miroslava en Chihuahua, pero se trata de una solidaridad mezclada con coraje, indignación y furia por lo que el Estado mexicano omite hacer para protegernos y porque al final, los gobiernos son en gran medida cómplices de nuestra indefensión.
  • Nos sumamos al reclamo de justicia y castigo para los autores materiales e intelectuales de las muertes de todos nuestros compañeros periodistas, ocurridos también en el estado de Oaxaca, y exigimos preponderantemente se respeten nuestros derechos fundamentales a la libertad de expresión, información y trabajo.

Atentamente:

Periodistas, Editores y Redactores de la Costa (PERCOSTA)

Patricia Pacheco Guzmán

Tito García Pérez

Raúl Laguna Cabrera

Osvaldo Abel Ramírez

Deyanira Aquino Campos

Yván Luna González

Roberto Emilio Agustiniano Domínguez

Emmanuel Galguera

Itandehui del Mar Vera Hernández

Antonio García