CRONÓMETRO LOCAL. Entrevista a Carlos Alberto Feria Alderete, Club “River Huat”

En cualquier ámbito de la vida, pero sobre todo el deporte, estamos acostumbrados a ver la parte inmediata de quienes han logrado sobresalir.

Admiramos el buen momento actual de algún equipo o deportista, pero pocas veces nos detenemos a pensar que hay detrás de todo esto.

En esta nueva sección de entrevistas presentamos a uno de los equipos de futbol más representativos de Huatulco, en función de su constancia en las canchas, de la identificación que tiene con la gente y del historial de triunfos que ha logrado: el River Huat. Tenemos el honor de conocer la historia de este equipo en voz de uno de sus fundadores, el Sr. Carlos Alberto Feria Alderete, centro delantero y muchas veces campeón goleador de un equipo que tiene un lugar privilegiado en la historia del deporte huatulqueño. Invitamos a que lean y disfruten, esta entrevista que hemos preparado para ustedes.

 

  1. ¿Cómo surge la idea de crear el equipo River Huat y en qué año?

La idea surge de la necesidad de crear un equipo en donde tuvieran cabida los jóvenes menores de 18 años. En 1985 no había oportunidad para participar en los torneos que había en la comunidad, en ese año el Dr. Gonzalo Vázquez Rosas y mi hermano Ramiro Feria Alderete forman un equipo cuyos integrantes tenían entre 14 y 18 años de edad. En 1985 nace River Huat y lo formamos también con la idea de tener un equipo que tuviera disciplina, que los jóvenes que lo integraban no fumaran, no tomaran, no se drogaran, es decir, queríamos también que este equipo tuviera un objetivo más allá que hacer deporte.

  1. ¿A quienes se les puede considerar como fundadores de este equipo?

Indiscutiblemente al Dr. Gonzalo Vázquez Rosas y a Ramiro Feria. Si te refieres a “fundadores” a quienes integraron al primer equipo pues somos varios. Yo no me considero fundador en el sentido preciso de la palabra, más bien siempre me he considerado como un integrante.

  1. ¿Por qué deciden llamar al equipo River Huat? ¿Dónde nace ese nombre?

Como ustedes saben el Dr. Gonzalo se ha dedicado a estudiar la historia de Huatulco, y como la mayoría de los pueblos su historia siempre gira en torno a los ríos; en aquel entonces el Río de Huatulco era un lugar hermoso.

Acordaron que el equipo podría llamarse así en honor al “Río” pero al mismo tiempo quisieron darle un toque moderno por así decirlo, así que lo trasladaron a “River Huat”.

  1. ¿Cuáles son los colores emblemáticos y por qué los eligieron? ¿Qué significado tiene su logotipo?

El rojo y blanco, y son esos, porque la primer playera que el Dr. Gonzalo compró para el equipo, dentro de sus posibilidades, era de esos colores, rojo y blanco. El logotipo en un inicio era un pequeño balón de futbol, después fue sustituido por la cabeza de una nutria, de las que aquí en Huatulco se les conoce como “perro de agua”, porque en aquel entonces el Río de Huatulco estaba repleto de estos animales.

  1. ¿Qué problemas enfrentaron en sus inicios?

Pues al principio, los jóvenes que lo integrábamos no teníamos la certeza de que fuera a dar resultado. Además tuvimos que enfrentarnos a la burla de los futbolistas mayores de edad, quienes siempre nos consideraron como unos “chamacos”; no nos daban mucho crédito de que pudiéramos hacer algo. Sin embargo no contaban con que el Dr. Gonzalo y Ramiro tenían ya unas ideas avanzadas para ese tiempo. Mi hermano, a sus 22 años venía regresando de Oaxaca a donde se fue a estudiar y ya traía otras ideas de organización, y él se convirtió en nuestro entrenador, él nos decía como pegarle a un balón, como correr, como manejar un partido si se iba ganando, nos enseñó como era un “fuera de lugar”. Nos enseñó cosas que nosotros no sabíamos. Y el Dr. Gonzalo también siempre estuvo muy al pendiente de los inicios de este equipo en el tema de la organización y de la motivación.

  1. ¿Quiénes de sus fundadores o integrantes de aquel primer equipo, aún siguen activos?

De los fundadores, o de los integrantes de aquel primer equipo que nació en 1985 ya ninguno está activo en la organización del equipo. Hace aproximadamente 15 años que el equipo lo “cargan” otros jóvenes, actualmente Uriel y Lalo me parece. Podríamos decir que el compañero Lorenzo Martínez Vázquez es el que sigue activo porque tiene un equipo de niños que lleva el nombre de River Huat.

  1. ¿De los integrantes del River, quienes fueron los más destacados deportivamente hablando?

Mira, uno de los éxitos del River en sus inicios es que nunca estuvimos viendo quién era el más destacado, todos destacamos en lo que nos tocaba hacer porque había una participación conjunta, un trabajo y una disciplina de estar entrenando diario; había sanciones, castigos, reglas; no había quien era el mejor o el peor. Los resultados hablaban. Destacados no había, por ejemplo, en el equipo mi chamba era hacer los goles, y los hacía y fui varias veces campeón goleador, pero eso no quiere decir que yo era destacado, era mi chamba. Así como la chamba de mi hermano Neto era evitar los goles en nuestra portería, y así de todos los jugadores.

  1. ¿Las competencias del equipo eran exclusivamente locales, o tuvieron la oportunidad de salir de Huatulco a competir?

A nosotros nos tocó el Huatulco de antes, cuando nosotros iniciamos nadie nos apoyaba, no había recursos, no podíamos salir más adelante para ir a jugar a otros lugares, no había dinero. El Dr. Gonzalo en alguna ocasión nos llevó a la Ciudad de Oaxaca, el primer día nos ganó la selección del Cobao, al siguiente día le ganamos a la selección del Tecnológico. Hubo equipos que nos vinieron a visitar en el periodo vacacional, uno de la Colonia Reforma, recuerdo. El profesor Toño Salinas traía un equipo que se llamaba Bahías, que estaba en la mayor B de la liga Benito Juárez de Oaxaca. Ya después del desarrollo turístico, por ahí del año 94 ya empezamos a traer equipos de otros pueblos a las ferias del Cuarto Viernes, nos cooperábamos para eso, buscábamos colchonetas para darles un lugar donde dormir y también de comer, porque para eso nunca tuvimos el apoyo de la autoridad municipal.

  1. ¿Cuál es la mayor rivalidad deportiva que tuvo el River en sus inicios?

En aquella época ganarle al River, para el rival era una alegría, porque River era un equipo de muchachos que lo único que les importaba era jugar, y que cumplían de manera muy natural con la disciplina establecida. No les “caía el veinte” ver jugar a un equipo que promediaba menos de 18 años, los “seleccionados” de aquel entonces se burlaban. Pero si de una rivalidad marcada queremos hablar, entonces te digo que por ahí del año 98-99 el rival era el “Juvenil Huatulco” y anteriormente el “Juventus” un equipo de buen tiempo y buena historia, armado por también gente de la comunidad, había mucha competencia con ellos.

  1. ¿En qué consistía la disciplina deportiva de aquel equipo, como fue que en seis meses ya habían sido subcampeones y en un año lograron su primer título?

Mi hermano Ramiro era nuestro entrenador, él ya tenía 22 años, pero su paso en la Ciudad de Oaxaca le permitió ver algunas cosas respecto a cómo entrenaban los equipos amateur de futbol y pasaba mucho tiempo con nosotros. Diario salíamos a correr y a entrenar, y si alguien no iba a los entrenamientos no tenía permitido jugar. Estaba totalmente prohibido fumar o tomar, cada miércoles nos reuníamos en el consultorio del Dr. Gonzalo para platicar como íbamos en la liga y para enterarnos quien era nuestro próximo rival y la hora del partido. El día del partido era nuestra obligación estar media hora antes para tener una plática. Tanto en la cancha como afuera de ella teníamos prohibido pelear o igualarnos. Recuerdo perfectamente que el finado Alfonso Avendaño tenía una comisión, que consistía en que un día antes del partido salía por las noches a hacer un recorrido y si alguno de los integrantes del equipo andaba haciendo cosas indebidas al día siguiente no jugaba. La disciplina era enorme.

  1. ¿Cuál ha sido el mejor recuerdo que guarda de su equipo, el momento más emotivo que la haya tocado vivir como jugador?

Sin duda, el día que ganamos nuestro primer campeonato, en el año 1986, un año después de haberse creado el River Huat. Yo marqué el gol decisivo, para mi es el momento más hermoso que viví en River. Recuerdo que fue el mismo día en que Argentina y Alemania jugaron la final del mundial México 86. Ese mismo día en la tarde, River Huat se estaba coronando, fue nuestro primer campeonato.

  1. ¿Cuál fue el momento más triste que recuerdas de River Huat?

La falta de reconocimiento al equipo, porque algunas veces en las que se coronó campeón, no recibimos un trofeo.

  1. ¿Cuál es la evolución que nota entre los equipos de futbol actuales y ustedes cuando apenas empezaban?

Si claro, para empezar nosotros no teníamos los espacios que tienen ahora, antes la liga tenía que empezar después de la temporada de lluvias, porque nuestra cancha no tenía drenaje. Lo que sabíamos de fútbol lo sabíamos porque escuchábamos los partidos en la radio, actualmente los jóvenes pueden ver en su televisión partidos de cualquier liga y eso les sirve mucho. También puedo ver que están más comunicados porque se pueden avisar por teléfono a qué hora juegan, Uriel y Lalo tienen un “página” del equipo donde se pueden enterar de muchas cosas. Si hay un evolución tanto de la forma del juego como de la organización.

  1. ¿Qué opina de la forma en la que actualmente se dirige al deporte en este municipio?

No puedo hablar mal de nadie, yo ya estuve ahí, también estuve encargado del deporte y se que los recursos muchas veces no alcanzan para todo lo que uno quisiera hacer. Nuestras unidades deportivas han cambiado. Pero si quisiera que se involucraran más con los jóvenes, desde muy chicos, porque allí está el semillero, porque en la actualidad hay más oportunidades para llevarlos a triunfar a otras ciudades. Opino que deberían invertir más en los niños. A quien esté al frente del deporte en Huatulco o siempre estaré apoyándolo.

  1. ¿Qué sugerencias puede dar a las personas que encabezan a los actuales equipos para que puedan forjar su propia historia?

Me enfoco mucho a lo que hicieron el Dr. Gonzalo y mi hermano Ramiro, quienes siempre tomaron el proyecto con disciplina, responsabilidad y seriedad. Siempre hicieron lo posible porque este equipo llegará más allá que jugar buen futbol, sino que buscaron que fuera un espacio para que nosotros como jóvenes no cayéramos en el alcohol o en la droga. Si hay amor a un proyecto y responsabilidad de los dirigentes, el equipo que sea hará historia. Si lo hacen por otros intereses, es decir, “armo un equipo para que me vean y luego me consideren en la política”, entonces no van a tener éxito. Entonces te repito mi sugerencia es que tomen las cosas con disciplina responsabilidad y seriedad y así van a asegurar triunfos y continuidad.

  1. ¿Cuál es el legado que deja River Huat?

River Huat inspiró a muchos jóvenes a jugar futbol, al principio durante 8 o 10 años era requisito indispensable que los jugadores fueran exclusivamente hijos de Huatulqueños, después eso cambió y dejó de ser requisito. River Huat, más que formar buenos futbolistas, formó buenos ciudadanos. La mayoría de los jugadores son jóvenes sanos, buenos ciudadanos, ese es el verdadero legado de River Huat. Hemos tenido otros logros, fuimos los primeros en crear una escuela de futbol, se llevó a cabo el primer torneo infantil, juvenil, trajimos al profesor Roberto Castellanos; esta escuela fue la primera en formar un equipo de mujeres y veteranos. A Ramiro y a Gonzalo les agradezco todo el apoyo, no fui el mejor, pero hice locuras, mi chamba en el equipo era que me pasaran el balón y meter el gol, pero sin estos dos personajes que me alentaron, no sé que habría sido de mi vida.

  1. Para finalizar, ¿hay algún dato curioso o anécdota que quiera compartir con nuestros lectores?

Hay muchas, pero recuerdo dos que voy a compartir. En cada partido de futbol, al finalizar el primer tiempo nosotros teníamos prohibido tomar agua, en aquel entonces había una llave de agua cerca del campo en donde todos los jugadores se acercaban a tomar agua; nosotros no. A nosotros el Dr. Gonzalo nos llevaba, cada partido, una cubeta de agua con suero, y eso nos permitía tener un mejor rendimiento. No tardó mucho en empezar a correr el rumor que el Dr. Gonzalo nos drogaba, que esa agua con droga era la causa de nuestro buen rendimiento físico. La gente es así, la envidia las lleva a buscar explicaciones fantásticas a cosas que son muy simples. No se ponían a pensar que nuestra condición física estaba basada en la disciplina de nuestro entrenamiento, todas las tardes le dábamos de 20 a 30 vueltas al campo de futbol, en ocasiones la rutina era ir y regresar corriendo hasta la comunidad de Benito Juárez y al regresar dar otras 15 vueltas al campo de juego. Pero nadie se detenía a pensar en eso.

La otra anécdota que quiero compartir, es que el día que jugamos la final y ganamos nuestro primer campeonato, los organizadores del torneo no nos dieron trofeo; fue el Dr. Gonzalo quien nos compró un pastel muy grande, que nos fuimos a comer a casa de la Señora Chila.

Agradecemos al Sr. Carlos Alberto Feria Alderete que nos haya compartido para deleite de nuestros lectores, esta valiosa entrevista, en la que podemos darnos cuenta de que un gran equipo siempre va acompañado de una gran historia. Son para River Huat, 33 años pisando las canchas de Huatulco. Muchos de los que actualmente integran el equipo aún no nacían o eran muy pequeños en el año de 1985, cuando nació River Huat.

Estén pendientes de nuestra próxima entrevista, que estamos seguros, la van a disfrutar.

 

*Colaborador: Ariel Eduardo Pérez González. Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Responsable, profesional a la hora de trabajar, respetuoso y amigable