¿Tienes un CRUSH?

Había una vez un campesino gordo y feo que se había enamorado (¿cómo no?) de una princesa hermosa y rubia… Un día, la princesa – vaya usted a saber por qué – dio un beso al feo y gordo campesino… y mágicamente, éste se transformó en un esbelto y apuesto príncipe.

(por lo menos, así lo veía ella…)

(por lo menos, así se sentía él…)

Jorge Bucay

 

¿Qué es lo primero en que piensas cuando escuchas la palabra AMOR?

Desde tiempos inmemoriales el amor ha estado relacionado a símbolos e iconos incrustados en la generalidad de la sociedad sin importar zona geográfica, idioma o religión, algunos de los estereotipos más comunes son los corazones flotando en el aire, las flores, el color rojo, besos… y en otras tantas ocasiones se relaciona con aquel famoso hijo de Afrodita, representado como un bebé juguetón, que va por el mundo con flecha y arco en mano y quien sin remordimiento alguno y a ojos vendados se dispone a disparar sobre aquellos incautos que tienen la osadía de invocarlo.

En este punto podríamos intentar definir el amor como ese sentimiento que nos hace sentir vivos, que nos ayuda a moldear ilusiones, que nos motiva a creer en lo imposible y que además, la gran mayoría de las veces, nos impulsa a hacer cosas que “nadie en su sano juicio” las concebiría y es por esto que en muchas ocasiones nuestra primer reacción al ver a un par de esos locos que se autodenominan “enamorados” es la de querer traerlos de nuevo a la realidad como si esta se trata de la gran cosa.

¿Ya tienes un CRUSH?

Por otro lado, y de acuerdo a la colectividad, diríamos que el amor platónico es aquel sentimiento de amor irrealizable o no correspondido, que abstrae todo elemento sexual, y se centra en la fantasía e idealización de un ser común y corriente para magnificarlo como el ente más perfecto sobre la faz de la tierra.

A fuerza de esa relación inmarcesible que sostienen desde siempre el tiempo y el amor, ambos deben mantenerse en constante evolución y es por ello que del anticuado “amor platónico” hemos pasado al totalmente actualizado y renovado “CRUSH”

Hay que tener en cuenta que Crush es un vocablo del idioma inglés y que se traduce como “aplastar, exprimir”, pero que con el boom de las redes sociales se popularizó entre los jóvenes como un sinónimo de “flechazo”, este término se utiliza de manera cotidiana en contextos sociales para referirse a esa persona por la cual se tiene una atracción intensa: “es mi crush”, se alcanza a escuchar.

Ahora hablemos más claro, tu crush es aquella persona por la que sientes esa atracción casi hipnótica que te puede durar días, meses o ¡años!, es quien con sólo una sonrisa puede hacerte la persona más feliz del mundo o hacerte totalmente desdichad@ cuando te ignora, es quien tiene el poder de hacer que el tiempo carezca de todo sentido, aquel o aquella que con un “Hola” puede dibujar una sonrisa en tu rostro por tooooodo el día pero que al final, y sin importar lo que pase, todo quedará sólo en una llana ilusión.

En resumen tener un crush es estar perdidamente enamorado y mal correspondido.

Y sin embargo #AsíEsLaVida.

 

Texto: Oso PG