IMPORTANCIA  DE LA CONSERVACIÓN DEL PARQUE NACIONAL HUATULCO

En la medida que vamos ganando espacios y nos expandimos sin control, como si todo el planeta fuera nuestro, arrebatándole sus bosques, sus mares y glaciares, no nos damos cuenta que acabamos con la naturaleza y por lo tanto con nosotros mismos. La humanidad como parte de la diversidad de seres vivos sobre la tierra es sin duda, la que mas destruye, es por eso que este próximo 5 de junio y lo que resta de nuestras vidas debemos celebrar y participar activamente en la conservación del ambiente.

Pero ¿qué significa este concepto sin saber ver todo lo que nos rodea y comprender las relaciones entre un ser vivo y su medio?  Antes de continuar los invito a que den un vistazo a su alrededor y perciban el viento, los aromas y ruidos; vean el contraste de los rostros de cada una de las personas que tienen a su lado, los árboles y montañas, los ríos y los mares, en efecto esto es el medio ambiente.

La conservación del PNH y de todo espacio natural que podamos rescatar, es esencial para la vida, esto es hablamos de darnos un respiro, por que con cada espacios ganada en pro de la conservación estaremos protegiendo los pulmones del  planeta y las reservas de alimento de la biosfera.

El PNH es un territorio enclavado entre el mar y las montañas, donde cada paisaje lo invita a uno a reflexionar, desde la sequedad de su selva baja caducifolia y de matorral espinoso, al parecer muerta en épocas estiaje, hasta las primeras lluvias que pintan de verde las frondas de los árboles. Estos seres extraordinarios que refrescan el viento, que amortiguan la radiación del sol y que fijan bióxido de carbono liberando oxígeno a la atmósfera, que retienen sedimentos y que ayudan  mantenimiento de la humedad de los suelos, están siendo desplazados por concreto o bien terminan en la hoguera.

Su paisaje y la forma de apropiación de los recursos y bienes naturales de los pobladores de esta región, nos han enseñado a conservar los espacios naturales y su cultura, por lo que la conectividad del  Sistema Comunal de Áreas Protegidas de Santa María Huatulco con el PNH, así como la relación de las comunidades con el destino turístico de Bahías de Huatulco,  nos muestran  que hay una relación directa con el pueblo huatulqueño y sus costumbres. Grato es ver la tradición del primer viernes de cuaresma y la procesión que sale de la  Cruz del Monte hacer su  Pedimento en un pequeño altar, pasando dentro parque por el camino viejo que va hacia la cabecera municipal, o los vestigios arqueológicos del ancestral poderío Zapoteco en el corazón del PNH.

Y que decir de la importancia de las cuencas para la recarga de acuíferos, y  conservación de los humedales que proporcionan un abasto seguro de agua y persistencia del ciclo del agua, así como la presencia de sus ecosistemas coralinos únicos del pacífico sur mexicano y que albergan una gran variedad de formas de vida, funcionando como zonas de refugio, crianza y alimentación de la vida marina, misma que da sustento a la actividad pesquera de la zona ribereña, además de que por su belleza atraen a miles de turistas dejando una derrama económica al destino.

 

Es por estos servicios ambientales que presta esta Área Natural Protegida y su relación con la población, lo que hace tener distintivos en nuestro país como región prioritaria para la conservación, además de las designaciones internacionales, como lo son el Sitio Ramsar 1321: “Cuencas y Corales de la Zona Costera de Huatulco” de la Convención Ramsar para la protección de los humedales, o  como la “Reserva de la Biosfera Huatulco” del Programa MaB (El Hombre y la Biosfera) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura (UNESCO).

 

Designaciones con las que se busca promover la  Conservación y uso racional de todos los humedales, mediante acciones locales, regionales, nacionales e internacionales que contribuyan al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo”. Así como “Evitar la pérdida de biodiversidad en todas sus manifestaciones: ecológicas (especies, poblaciones, comunidades y ecosistemas) y culturales (usos y costumbres de las poblaciones en armonía con la naturaleza)”.

 

El PNH es algo más que un espacio físico y su biota, es un espacio de vinculación y educación del hombre con la naturaleza, de integración y concertación entre los diferentes intereses que deberán converger un solo objetivo EL BIEN COMUN en el largo plazo, es por eso que el tema elegido para la celebración de este 5 de junio por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) es “Tu planeta te necesita – Unidos contra el cambio climático”.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas a través de la administración del PNH, tiene rostro humano y personal dedicado, pero no es suficiente, necesitamos del apoyo de todos ustedes población en general, estudiantes, instituciones y gobierno, para establecer un equilibrio entre aprovechar los recursos y mantener una calidad de vida pero con respeto y racionalidad de los bienes naturales y servicios ambientales que nos presta la naturaleza, no solo del parque si no de todo el planeta.

 

Fuente: Parque Nacional Huatulco