¿Qué significa ser joven?

Alicia siente que se ha perdido y entonces se le presenta el Gato de Cheshire (quien tiene la capacidad de aparecer y desaparecer a voluntad) con su amplia sonrisa, entreteniendo a Alicia mediante conversaciones paradójicas de tintes filosóficos.

 

Alicia: podrías decirme, por favor, ¿qué camino debo seguir para salir de aquí?

Gato de Cheshire: Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar

A: No me importa mucho el sitio…

GS: Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes

A: … siempre que llegue a alguna parte

GS: ¡Oh, siempre llegarás a alguna parte … si caminas lo suficiente!

 

(Fragmento de:  Alicia en el país de las maravillas, Charles Lutwidge Dodgson, 1865)

 

 

 

¿Qué significa ser joven?

Ser joven se refiere a la etapa entre la niñez y la edad adulta, o al menos esa es la definición que puede encontrarse en un diccionario. Pero ser joven es mucho más que eso: es disfrutar de la parte más crazy de toda la vida, es intentar comerse el mundo de un bocado, sin miedos y sin preocuparse de las repercusiones que esto pudiera tener… ser joven es sinónimo de ¡vivir!

¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir “me hubiera gustado intentar…”? y el temor a errar el camino lo detuvo para hacer X o Y cosa o peor aún dejó que el miedo controlara sus decisiones y en muchos casos su estilo de vida.

Nuestros caminos.

Y entonces, ¿qué camino debemos tomar? ¡TODOS! Este mundo está lleno de posibilidades y tener experiencias es vivir lo suficiente para que en algún futuro se puedan tomar buenas decisiones; insisto, no debes dejar que el miedo te limite, si quieres hacer algo pero te da miedo ¡pues inténtalo con miedo!, en algún punto las cosas podrían salir de una manera distinta a lo que esperabas pero al menos puedes estar tranquilo porque lo hiciste, después estará la parte del análisis y cuáles fueron los resultados que obtuviste, enderezar el camino, corregir y volverlo a intentar.

Ya lo dijo el Gato “¡Oh, siempre llegarás a alguna parte … si caminas lo suficiente!”, es obvio que llegarás a algún lugar, lo importante es cómo llegas, qué tanto aprendiste en ese trayecto y cómo lo aplicas en tu vida. Para tener un crecimiento existencial necesitas equivocarte las veces que sean necesarias, convertir estas vivencias en experiencias y a su vez en conocimiento, porque en caso contrario todo se vuelve un desperdicio de tiempo.

En resumen, disfruta al máximo de los momentos que la vida te da, procura joder lo menos posible al prójimo y nunca dejes de sorprenderte, que al final de nuestros días sólo tendremos los recuerdos y experiencias que hemos construido con el paso del tiempo.

 

 

Colaborador: Oso PG