Un apneísta rescata a un tiburón ballena que tenía una cuerda alrededor del cuello

Mientras practicaban apnea en Kaunolū, en la isla hawaiana de Lanai, una familia hawaiana observó algo que nunca habían visto antes: un joven tiburón ballena. Ver a este animal en peligro de extinción es inusual y alegre hasta para las personas que pasan mucho tiempo en las aguas cristalinas de Hawái. Sin embargo, la fascinación desapareció de golpe cuando Kapua Kawelo y su marido Joby Rohrer, que trabajan con especies en peligro de extinción en el programa militar de recursos naturales de O‘ahu, vieron que la criatura llevaba atada al cuello una cuerda gruesa y pesada.

«Parecía que le dolía. Tenía cicatrices en los lugares donde había rozado la cuerda. La cuerda había cortado unos siete centímetros de la aleta pectoral», cuenta Rohrer.

Tras grabar al tiburón, la familia decidió intentar cortar la cuerda con un cuchillo de buceo. Rohrer se sumergió varias veces a profundidades de entre 15 y 18 metros durante dos minutos cada vez. Finalmente, tras media hora de minucioso trabajo y con ayuda de su hijo, Kanehoalani, y de Jon Sprague, director de control de fauna salvaje de Pūlama Lānaʻi, liberaron al tiburón.

A continuación, Ho’ohila, la hija de 15 años de la familia, nadó con la cuerda de 68 kilogramos hasta la orilla.

Fuente: www.nationalgeographic.es