Superan mujeres a hombres como estudiantes de la UNAM con más estancias en el extranjero

Las estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) superan a sus compañeros varones en estancias en el extranjero. En los últimos cuatro años, el 59% de alumnos de movilidad han sido mujeres y el 41%, hombres.

El promedio es un reflejo de la matrícula total de la universidad, en la que predominan ligeramente las mujeres con un 51.5%, dice Federico Fernández, director general de Cooperación  e Internacionalización de la UNAM, en entrevista con Factor Capital Humano.

Con base en la Encuesta mexicana de movilidad internacional estudiantil 2015/16, Patlani de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), las mujeres representan el 55% de los estudiantes mexicanos que hicieron una estancia en el extranjero. El porcentaje incrementó un punto, si se compara con el periodo 2014/15.

Para Fernández, esta situación también es muestra de que, en la juventud el sexo femenino tiene mayor decisión y valentía. “Cuando se habla de becas internacionales, las mujeres se apuntan más. A esa edad, antes de asumir responsabilidades como la maternidad, se muestran más capaces que los hombres, al menos en términos numéricos”.

Por áreas de estudio, el 40% estudiantes de movilidad de la UNAM pertenecen a ciencias sociales; un 25% son de ciencias biológicas y de la salud; otro 25% del área de físico – matemáticas y el 10% de humanidades y artes.

“Van a universidades que tienen cosas que la UNAM no tiene, que están más desarrolladas o en las que hay algún tema novedoso. Eso lo cuidamos mucho para que represente un reto para nuestros estudiantes y valga la pena la estancia”, dice el director general de Cooperación e Internacionalización de la universidad.

En 2017, 3 mil 151 alumnos de la UNAM hicieron una estancia en el extranjero. Según la encuesta de la Anuies, para el período 2015/16 se registraron 29,401estudiantes mexicanos de movilidad y 20,322 estudiantes extranjeros que hicieron una estancia en México. Por otra parte, ubica a la máxima casa de estudios como la segunda institución de educación superior con más movilidad saliente, sólo por debajo del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

A nivel licenciatura, este semestre lo cursarán 480 estudiantes de la UNAM en 115 universidades de 29 países, la mayoría de Europa.

“Al viejo continente viajaron 205 universitarios; a América Latina y el Caribe, 176; a América del Norte, 50; y a Asia, África y Oceanía, 49”, dice un comunicado de prensa de la universidad.

España es el país que más universitarios recibió, un total de 77, le sigue Chile con 61, Argentina con 60 y Alemania, Estados Unidos y Colombia aceptó 39 cada uno.

Patlani en su edición 2015/16 ubica a España como el país más importante como destino de los estudiantes mexicanos, 26% eligen esta nación. Estados Unidos ocupa el segundo lugar de preferencia con 15 por ciento. Francia está en el tercer sitio, con 6 por ciento.

El idioma influye para que los mexicanos prefieran hacer una estancia en España, pero no es la única razón por la que el país europeo es el preferido de los estudiantes nacionales. Federico Fernández considera que entre México y España hay una relación de intercambio académico longeva y sólida.

Van a estudiar, no de paseo

En la UNAM, el 97% de los estudiantes de movilidad revalida sus materias al retornar a la universidad. Al 74% la estancia en el extranjero le sirve para desarrollar su tema de tesis.

Ambas cifras, dice Fernández, son un éxito académico que demuestran que los alumnos van a estudiar y no sólo a obtener una experiencia de vida.

El 96 por ciento de los exbecarios residen en México. “Les inculcamos el valor de regresar, les decimos que las becas no son para que se liberen de México, son para que regresen a nuestro país a ayudar a resolver los problemas que hay”, comenta el director general de Cooperación e Internacionalización de la UNAM.

El aprendizaje técnico y científico no es la única finalidad de la movilidad estudiantil, también conocer sobre otras culturas y reforzar el dominio de otro idioma.

Fuente: www.eleconomista.com.mx