EEUU inculpa a Huawei por robo de tecnología y violación de sanciones a Irán

Estados Unidos inculpó el lunes al gigante de las telecomunicaciones chino Huawei en dos casos que posiblemente aumentarán la tensión entre ambas potencias.

El Departamento de Justicia estadounidense anunció 13 cargos contra el grupo chino y su directora financiera, Meng Wanzhou, por vulnerar presuntamente las sanciones estadounidenses contra Irán.

El ministerio imputó además 10 cargos a dos filiales de Huawei por robar tecnología relacionada con los teléfonos celulares al estadounidense T-Mobile.

Estas inculpaciones “exponen las acciones descaradas y persistentes de Huawei para explotar a compañías e instituciones financieras estadounidenses y para amenazar al mercado global libre y justo”, dijo el director del FBI, Christopher Wray.

La detención de Meng Wanzhou en diciembre en Vancouver, a petición de Estados Unidos, provocó una crisis diplomática entre Washington y Canadá, por un lado, y China, por el otro.

La dirigente de Huawei, que se encuentra en libertad condicional, comparecerá pronto ante un tribunal canadiense en el marco del proceso de extradición lanzado por Estados Unidos.

Washington confirmó que presentaría una solicitud formal de extradición antes de la fecha límite del 30 de enero.

Huawei rechazó este martes las acusaciones anunciadas por el departamento de Justicia de Estados Unidos contra la empresa, negando haber cometido ningún robo de tecnologías o haber violado las sanciones contra Irán.

“La empresa desmiente que ella, o una de sus filiales o empresas afiliadas, haya cometido las supuestas violaciones de la ley estadounidense enunciadas en cada una de las actas de acusación, no tiene conocimiento de actos reprensibles por parte de Meng y está convencida de que los tribunales estadounidenses llegarán a la misma conclusión”, indicó la empresa, en alusión a su directora financiera, actualmente detenida en Canadá a la espera de una eventual extradición.

China acusó este martes a Estados Unidos de “manipulaciones políticas” en el caso “Estados Unidos usa el poder del Estado para desacreditar y atacar a determinadas empresas chinas, en un intento de estrangular sus operaciones, que son legítimas y legales”, indicó en un comunicado Geng Shuang, un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

En tanto, el embajador de Canadá en China fue despedido por estar en desacuerdo con su gobierno al sugerir que la ejecutiva china detenida con una orden estadounidense tenía un “expediente muy sólido” para oponerse a su extradición, dijo este lunes la ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland.

El primer ministro, Justin Trudeau, le pidió la renuncia al embajador John McCallum el sábado, luego de que este dijera que la solicitud de extradición de Estados Unidos a la principal ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, tenía fallas.

El embajador consideraba que la intervención de Donald Trump en el caso dejaba dudas de sobre la independencia del caso judicial; que existía un problema con la extraterritorialidad  y, “el problema de las sanciones iraníes involucradas en su expediente que Canadá no ha adoptado”.

Los comentarios del embajador McCallum fueron inconsistentes con la posición del gobierno de Canadá”, dijo Freeland a periodistas frente a la Cámara de los Comunes.

Fuente: (AFP)