RUTOPÍA: Conectar el turismo con la gastronomía indígena de México

Cuatro amigos con un interés en común -viajar a lugares desconocidos- decidieron comenzar un proyecto que cambiaría sus vidas y las de decenas de personas: Rutopía.

Hace 18 meses, Emiliano Iturriaga, Sebastián Muñoz, Diego Espinoza e Irene Heras crearon Rutopía con la idea de acercar a los turistas a un México distinto, el México que va más allá de los destinos de revista.

El turismo comunitario es poco conocido porque no utiliza campañas publicitarias o de marketing para dar a conocer su oferta.

Además, generalmente los pobladores de las comunidades tampoco están familiarizados con los turistas ni sus necesidades, sin embargo, sí saben que el turismo en su región sería un impulso para su economía.

Para eso es Rutopía, para conectar a estas comunidades indígenas con los viajeros.

Descubrir comunidades diferentes

Buscar comunidades dispuestas a participar o encontrar aquellas que ya habían comenzado a prepararse para recibir turistas (pero no tenían ningún tipo de difusión muchas veces por el difícil acceso) no fue una tarea sencilla.

Hasta el momento, Rutopía tiene alrededor de 12 destinos completamente preparados para recibir al turismo y están en busca de más.

  • La Florida, Acaxochitlán, Valle del mezquital y Santiago de Anaya en Hidalgo.
  • Tzimol, Tacaná, Tzizcao y El Triunfo en Chiapas.
  • El Almacén en Oaxaca.
  • El Veinte en Campeche.
  • Uxuxubí en Quintana Roo.
  • Lago de Pátzcuaro en Michoacán.

 

Codiseñamos una experiencia que resalte los saberes locales y toda la herencia cultural que ellos tienen.

Conocer la gastronomía indígena

Las experiencias gastronómicas son un pilar en este tipo de turismo.

Un ejemplo es lo que sucede en Hidalgo.

El Valle del mezquital tiene una feria anual de su cocina. En esta región las condiciones son difíciles, hay poca agua y el clima es principalmente árido, por lo que la comunidad desarrolló su alimentación basada en lo disponible, principalmente gusanos y flores.

Por otra parte, Acaxotitlán tiene un clima más variado. Aquí, la experiencia gastronómica se vive con cocineras tradicionales para recolectar hongos y cocinarlos. Además puedes tomar talleres para aprender a hacer tortillas y hasta mole.

La cocina es un espacio que todo el mundo llega ahí y están más desenvueltos. A través de la comida se han hecho muchas conexiones.

El Almacén en Oaxaca se encuentra en la región de la mixteca. El corazón del pueblo es el pulque, pero seguro te recibirán con un pozole que preparan con amarillito. Aquí puedes aprender a hacer salsas con esta bebida prehispánica.

Hablando de Chiapas la historia se cuece aparte.

Las experiencias más enriquecedoras son de café, cacao y miel. Aquí encuentras miel de abeja melipona que puede llegar a costar hasta 800 pesos el litro, pero créenos, lo vale. También puedes visitar los cafetales o aprender acerca del procesamiento del cacao.

Fuente: www.animalgourmet.com