El mercado 20 de noviembre, un templo de la cocina oaxaqueña

Santa Cruz Huatulco.- Hay lugares en el mundo que son completamente imperdibles y el mercado 20 de noviembre en Oaxaca es uno de ellos. No es para menos, este estado enamora a cualquiera que lo visita y su comida es uno de los pilares de la cultura a lo largo y ancho de los 570 municipios que componen el estado.

Todo el año hay fiesta y goce aunque no podemos pasar por alto dos celebraciones que merecen todo el foco: la Guelaguetza y las festividades alrededor del Día de muertos.

Oaxaca de Juárez no es cualquier lugar; el pasado 11 de diciembre cumplió 32 años inscrita como ciudad Patrimonio de la Humanidad en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Como epicentro económico y cultural es necesario hablar de su comida y el mercado 20 de noviembre es toda una referencia.

En marzo de 1862 comenzó la construcción con la finalidad de alojar a los comerciantes que ocupaban la plaza; ellos tenían que ser reubicados por el proyecto de la Alameda que ahora conocemos. La construcción duró nada más y nada menos que 20 años y fue nombrado así por la calle en que se ubica.

Es importante no confundirlo con el mercado Benito Juárez aunque básicamente solo los separa una pared. Ese es más parecido a un mercado de colonia, aunque por supuesto tiene lo suyo. Algunos de los negocios más icónicos son las Aguas Casilda y las vendedoras de tejate que no te puedes perder.

En el mercado 20 de noviembre además de encontrar comida hay quienes tienen algunos detallitos para llevar. Afuera y rodeando el mercado podrás encontrar vendedores de chapulines, pan y verduras.

EL PASILLO DE HUMO

mercado 20 de noviembre oaxaca

Este mercado tiene una característica que lo hace único y le ha valido su segundo nombre: “el de las carnes asadas”. Entrando por la calle Miguel Cabrera encontrarás un pasillo en donde el aroma a humo atrae como por hipnosis.

El famoso pasillo de humo es algo fuera de lo común: un corredor en donde venden todo para que te deleites con una carnita asada al estilo Oaxaca. Tasajo, chorizo, tortillas y asiento hacen parte de la magia del lugar.

FUENTE: ANIMAL GOURMET