Oaxaca pasa a semáforo naranja, confirma Murat y anuncia reto “40 días” para usar cubrebocas

El gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, confirmó que, de acuerdo con el Consejo de Salubridad Federal, Oaxaca regresa a semáforo naranja, y a juicio de las autoridades sanitarias, hay una evolución estable de la pandemia en el estado.

En un mensaje que emitió a la ciudadanía, reconoció a las regiones del Istmo de Tehuantepec y de la Cuenca del Papaloapan por la responsabilidad y disciplina con la que han enfrentado al COVID-19 para reducir el número de contagios, y con ello poder avanzar del color rojo a naranja en el semáforo de riesgo epidemiológico establecido por las autoridades sanitarias del Gobierno Federal.

Por lo pronto, Murat Hinojosa lanzó el reto “40 días por Oaxaca”, para que todas y todos los oaxaqueños usemos cubrebocas de manera correcta y permanente en espacios públicos y al interactuar con otras personas, además de seguir ejerciendo las medidas de higiene y prevención como el lavado frecuente de manos, el distanciamiento social y, de ser posible, quedarse en casa.

“Estoy seguro que si lo tomamos con la seriedad de que lo que está en juego es nuestra vida y la de nuestros seres queridos, pronto recuperaremos la normalidad que estoy convencido todas las oaxaqueñas y oaxaqueños queremos”, finalizó.

Cabe destacar que el pasado 26 de julio, el Gobierno de Oaxaca convocó a las y los habitantes de ambas regiones a un aislamiento total y voluntario, luego de que se diera a conocer por las autoridades federales un incremento considerable en los contagios y defunciones a causa de este virus.

El color naranja en el semáforo epidemiológico permite, además de las actividades económicas esenciales, que las empresas con actividades no esenciales trabajen con el 30% del personal para su funcionamiento, además la ocupación hotelera podrá ser del 50% y los restaurantes podrán dar servicio a la mitad de su capacidad con medidas de sana distancia, entre otras actividades.