La primera pareja gay al frente de un municipio de Oaxaca encontró respeto y aceptación total en Xoxo

Inocente Castellanos Alejos y Eric Emmanuel Ortiz Hernández tienen casi 20 años como pareja. Y es así que, juntos, desde hace casi tres meses están al frente de uno de los municipios más importantes del área conurbada de la capital de Oaxaca. 

Su incursión en la política fue accidental, hace apenas dos años, a raíz de la pandemia de Covid-19. Hoy son la primera pareja gay que está al frente de un municipio en Oaxaca. El primero como edil de Xoxocotlán y el segundo como presidente honorario del DIF municipal, cargo que sus símiles heterosexuales ocupan tradicionalmente.

Con la emergencia de Covid-19, Inocente Castellanos decidió ayudar a la población en condiciones de vulnerabilidad afectada por la pandemia; entonces, sin ninguna intención política ni en representación de algún partido, sólo con el apoyo y respaldo de su pareja Eric Ortiz.

Estas acciones provocaron  que algunos le cuestionaran si buscaba la presidencia municipal y por cuál partido político. Así fue como nació su inquietud por participar en las elecciones de 2021, en las que se renovarían las autoridades de su pueblo natal, por lo que se registró como precandidato del ya desaparecido partido Fuerza por México.

Su interés por la política, sin embargo, no es nuevo. Inocencio Castellanos narra que su padre llegó a ser síndico municipal  y siempre se mantuvo en su imaginario la intención de incursionar en este ámbito, aunque su profesión de médico cirujano dentista y sus actividades empresariales lo llevaron por otro camino.

En la elección extraordinaria se revirtió el resultado y ganó Inocente Castellanos, ahora postulado por una coalición conformada por PRI, PRD y PAN. 

Para Inocente Castellanos, ser parte de la comunidad LGBTQ+ nunca ha sido un obstáculo en sus aspiraciones políticas. Incluso, dice que en sus 56 años de vida tampoco ha sido víctima de discriminación.

“Ha sido un tema muy polémico, he sido  criticado y juzgado, pero con las personas que he convivido han tenido la capacidad de aceptar esas preferencias. Para mí no ha sido difícil.

“Creo que ha sido difícil para la sociedad entender y aceptar, porque yo he vivido una vida normal, en familia, en sociedad. Tengo amigos, amigas, que saben que soy una persona de principios y respeto, independientemente de las preferencias que pueda uno tener como ser humano”, detalla.

Hay aceptación

El edil afirma que tampoco han encontrado resistencia o discriminación de la población o el personal del Ayuntamiento. Al contrario, afirma, hay aceptación total.

Aunque reconoce que cuando decidieron que Eric asumiera la presidencia honoraria del DIF supieron que podía tener cierta repercusión y la gente podía verlo mal.

“Somos seres humanos tan normales como cualquiera y en este momento la orientación sexual está reconocida en todas partes del mundo. Entonces, no veo mayor problema de que mi pareja pueda representar esta área tan sensible. Al contrario, es un gran ser humano, es profesionista, está preparado, tiene una vida digna y, por lo tanto, puede ocupar ese cargo sin ningún problema”.

Por su parte, Eric Ortiz afirma que la orientación es lo que menos le importa a las personas. “A la gente lo que le importa son los resultados. Esperan un buen gobierno y es lo que se les va a dar. No esperan si eres blanco o rojo, esperan que trabajes y que pienses en las familias”. (El Universal)