De los Takis a los Doritos: 10 botanas y frituras que la Profeco recomienda no comer

Las botanas, “papitas” como comúnmente se refieren a este tipo de alimentos, son los responsables de que uno de cada 20 niños y niñas menores de cinco años que viven en territorio nacional padezcan de obesidad.

No sólo eso, pues la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) hizo un listado compuesto por las marcas de frituras que mayor cantidad de sodio contienen, sustancia que si se ingesta en grandes cantidades puede ocasionar enfermedades muy peligrosas como la diabetes o la hipertensión.

La Profeco encontró que al menos 10 de estos productos contienen niveles que se consideran dañinos para el consumo:

1. Takis originales: dos mil 542 miligramos de sodio.

2. Runners: dos mil 164 miligramos de sodio.

3. Cheetos Torciditos: mil 600 miligramos de sodio.

4. Totis Donitas: mil 479 miligramos de sodio.

5. Qué Totis: mil 418 miligramos de sodio.

6. Quesabritas: mil 289 miligramos de sodio.

7. Fritos: mil 250 miligramos de sodio.

8. Susalia Horneadas: mil 062 miligramos de sodio.

9. Doritos Nachos: mil 004 miligramos de sodio.

10. Churrumais: 979 miligramos de sodio.

Las versiones personales de estas marcas (paquetes de 100 a 300 gramos), contienen entre mil hasta dos mil 500 miligramos de sodio por empaque, que supera la cantidad diaria de consumo. Es importante mencionar que sal y sodio suelen ser confundidas, pero éste último es derivado de la sal y es más dañino.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir no más de cinco gramos de sal al día para los adultos, mientras para los niños debe ser más moderado, por lo cual estas “papitas” exceden por completo los niveles recomendados.

¿QUÉ ENFERMEDADES PUEDE TRAER EL ALTO CONSUMO DE SODIO?

Es cierto que el cuerpo humano requiere de carbohidratos para realizar cierto tipo de actividades, pero no hay que abusar de ellos, ya que este tipo de productos suelen tener grandes cantidades de sodio que, si se consume en exceso, podría traer enfermedades de mucho riesgo.

– Accidentes cerebrovasculares.

– Enfermedades cardiovasculares.

– Disminución de la cantidad de calcio en el organismo.

– Función inadecuada de los riñones.

– Hipertensión.

– Retención de líquidos. 

(SIN EMBARGO)