Si viajas en bici por México, ellos te hacen el camino seguro

Aprender a andar en bicicleta sí es tan fácil como subirse y ponerse a pedalear, pero en las grandes ciudades implica más que eso; conocimientos técnicos básicos en caso de que falle, educación vial para todos (ciclistas, choferes de automóviles y transporte en general y transeúntes), mejores vialidades, replanteamiento urbanístico, seguridad, infraestructura adecuada. Sin duda vale la pena promover su uso como un transporte cotidiano en vías de una movilidad más sustentable para contrarrestar entre otras cosas el smog, la mala calidad del aire y el tráfico. Lo poco que de esta promoción se ha hecho en nuestro país, claro que ha servido.

En los últimos 10 años su uso se ha triplicado según datos del Instituto Nacional de estadística y Geografía (Inegi). El servicio de préstamo de bicicletas por medio de apps ha ayudado al incremento de esa cifra. Aunque ese incremento cause un aparente caos por la falta de infraestructura, es el mismo camino que recorrieron países como Holanda para llegar a ser lo que ahora son.

Holanda es parteaguas y referente en el uso de transporte sostenible, pero el proceso ha durado alrededor de seis décadas. La presión ciudadana al gobierno y la organización de grupos de ciclistas trabajando en red, permitió la adaptación de vías, estacionamientos, la mejora del transporte público y la infraestructura necesaria para respaldar el uso común de la bici para vivir mejor.

Quizás de los grupos sociales más organizados y solidarios que existen son los ciclistas. Sus fines comunes como hacer ejercicio, recuperar los espacios públicos, generar una convivencia familiar sana, promover una movilidad sustentable y sumar usuarios los hace tener dinámicas tan interesantes como las rodadas.

Este exitoso incremento ha provocado que las dinámicas y las necesidades de los usuarios cambien y se busquen específicamente destinos con características más amables para el uso de bicicletas. Aun cuando no existe en nuestro país hotelería a gran escala que como tal atienda a los ciclistas, han surgido grupos organizados que brindan herramientas e información.

En ese sentido la Red de Apoyo Cicloviajero México es una iniciativa ciudadana que brinda apoyo integral a los ciclistas que deciden recorrer el territorio mexicano. Se encuentra activa desde mayo del 2018, poco después de la tragedia ocurrida a Holger Franz Hagenbush (Alemania) y Krzysztof Chmielewski (Polonia) en el estado de Chiapas y en vías de rendir un homenaje digno a sus compañeros.

El apoyo de esta red consiste en la concentración de datos de cicloviajeros mexicanos o cicloviajeros que se encuentran recorriendo territorio mexicano, así como de personas o grupos que quieran brindar apoyo para lograr recorridos seguros. También apoyan a los cicloviajeros mexicanos que se encuentran viajando en el extranjero. Elaboran guías con rutas de recorridos seguros, de alojamientos, con talleres mecánicos disponibles y de asistencia médica.

Si tu viaje es más en el extranjero, Warmshowers es otra comunidad de ciclistas globales, con más de 139,000 miembros y 79,000 anfitriones en 161 países. Ellos también proporcionan alojamiento y ayuda mecánica para quienes van en el viaje e incluso la plataforma te permite calificar a tu anfitrión para ayudar a la comunidad a tomar una decisión.

El uso de la bicicleta indiscutiblemente mejora la calidad de vida del usuario principalmente por tener una buena condición física. El costo es otra razón para elegirla como medio de transporte. Pero el bien que hace a los demás y al ambiente, es la verdadera razón que debe llevarnos a todas y todos a optar por este vehículo por encima de cualquier otro. Hagamos conciencia y, si no estamos dispuestos a movernos en este medio de transporte por la causa que sea, seamos responsables con el uso que hagamos del automóvil, demos apoyo a los ciclistas, respetemos el lugar que ocupan en las calles, exijamos mejoras en el transporte público, pensemos en las necesidades de estacionamiento, seguridad, equipos, atención y hospedaje de los viajeros ciclistas y seamos parte de esa red de apoyo que tanto requieren. ¿Estás de acuerdo?

 

Fuente: www.greenpeace.org