Teresa Ruiz salta al cine de Estados Unidos

Entre los trabajos de la actriz oaxaqueña están dos películas: una junto a Liam Neeson y otra, de terror, junto a Nicolas Cage

Oaxaca.- Teresa Ruiz abrió una ventana y muchas oportunidades tras exponer su trabajo en la serie para streaming Narcos México, en la que interpretó a Isabella Bautista, en referencia a la narcotraficante real Sandra Ávila Beltrán La reina del Pacífico.

Ahora la oaxaqueña pisa fuerte en el cine estadunidense: compartirá créditos con el británico Liam Neeson, en un filme con el título tentativo The Minuteman, dirigida por Robert Lorenz, y con el estadunidense Nicolas Cage en Prisoners of the Ghostland, del director Sion Sono, a rodarse en Japón.

“Aún no terminamos de filmar la película con Liam Neeson. Yo ya filmé varias cosas. Él es un actor muy generoso, sobre todo en esta era de (Donald) Trump. En cuanto nos conocimos, empezamos a platicar lo que íbamos a hacer en la película, que tiene un tema de migración muy fuerte. Es acerca de una madre migrante y su hijo, quienes se encuentran con su personaje y el camino que pasan juntos. Yo interpreto a esta madre.

“Liam me decía que teníamos que hacer la película, que era importante por el tiempo, para hablar de las políticas de Trump que están lastimando a tantas madres y separando a tantas familias. Eso me gustó mucho, que estuviera comprometido con su trabajo y que empujara una narrativa inclusiva”, expresó Teresa Ruiz en entrevista con Excélsior.

Fue gracias a Narcos México, donde vieron su trabajo, que la propuesta le llegó.

“Liam me dijo que me había visto en Narcos México, hay un referente hacia mi trabajo, y eso es muy bonito de este proyecto”, contó la actriz nacida en Santiago Matatlán, Oaxaca, pero que se formó en Estados Unidos.

Sobre el thriller Prisoners of the Ghostland, del japonés Sion Sono, Ruiz precisó que también fue gracias a dicha serie que la contactaron.

“Es un guion de fantasía y horror, que está alocado, es como un inframundo imaginario de este japonés. Haré un personaje muy extraño, que todavía ni yo entiendo, pero aún falta para filmarla, todavía tengo tiempo, y se rodará en Japón, aunque aún no sé las fechas.

“El cineasta es increíble y Nicolas Cage también, estoy contenta de trabajar con ambos. Me gusta mucho el trabajo de Nicolas Cage, pero apenas estoy entendiendo qué es lo que pasa. Además, tengo apertura para crear a mi personaje y ver qué podría ser”, adelantó.

Relató que siempre quiso ser actriz y fue apoyada por su familia, dedicada principalmente al mezcal y a la gastronomía; sus padres son maestros rurales.

“Me fui a los 12 años a EU. Mi familia es de migrantes, había mucha gente en Los Ángeles y me fui entonces”, recordó Ruiz, quien tomó su entrenamiento en el Actors Studio. Formó parte de Bordertown, junto a Jennifer Lopez y Antonio Banderas, dirigida por Gregory Nava, acerca de las desapariciones y muertes de mujeres en Ciudad Juárez, y se le vio en la serie estadunidense The Last Ship, de Michael Bay, y la serie Aquí en la Tierra, producida y dirigida por Gael García Bernal.

EN LA CASA DE LAS FLORES

Teresa Ruiz, abierta a personajes controvertidos, interpretó a una escort, una elegante dama de compañía, en la segunda temporada de la serie de streaming La casa de las flores, creada y dirigida por Manolo Caro (foto).

“Conozco a Manolo de hace tiempo y él había pensado en qué podía estar (en la serie) y se le ocurrió este personaje de Marilú. Me daba un poco de miedo, porque no había hecho comedia, y le decía que mejor hiciéramos otra cosa. Me dijo que no tuviera miedo y él comenzó a imaginar lo de la peluca y salió muy bien.

“Me gustó mucho estar con ellos, pues es un set muy bonito. Conocía a Cecilia Suárez, con quien había hecho una película antes, y lo que más me gustó fue trabajar con ella, las pláticas que teníamos sobre el momento que estaban pasando las mujeres en México, porque ella es una mujer brillante”, señaló Ruiz.

La actriz destacó que, aunque fue comedia, su participación tenía discursos sobre el derecho de las trabajadoras, más que sobre las mujeres de compañía.

“Ese personaje lo preparé mucho con Manolo, iba saliendo de su imaginación y lo íbamos creando a partir de la casa. Me sentí muy bien en el género, también con Dario Yazbek Bernal, quien es muy ligero y cariñoso”, recordó.