Ayer durante la conferencia de Carlos Slim Helú en el contexto del 30 Congreso Nacional de Ingeniería Civil, los más entusiasmados fueron los jóvenes estudiantes de profesional que se deshicieron en aplausos por una más de las ya conocidas opiniones innovadoras del empresario. En el espacio de preguntas y respuestas, a Slim Helú se le pidió una recomendación en materia educativa, ante lo que respondió que el alumno de la Facultad de Ingeniería, de cualquier escuela de ingeniería, e incluso de cualquier carrera, cuando acaba después de cuatro o más años de estudio y pasó todas las materias, ya debe ser ingeniero. Concretó la idea diciendo que no debería hacerse tesis o examen profesional para titularse. Si bien esta opinión pinta para ser igual de popular que su planteamiento de que la semana laboral debería ser de sólo tres días, habrá que evaluar qué tan factible es implementarla.

(EL UNIVERSAL)