EEUU prohíbe la entrada de extranjeros procedentes de Europa

El presidente Donald Trump anunció el miércoles la prohibición de entrar en Estados Unidos a los extranjeros procedentes de Europa, una medida para detener la pandemia del coronavirus y que desató una nueva tormenta en los mercados.

“He decidido tomar medidas fuertes pero necesarias para proteger la salud y el bienestar de todos los estadounidenses”, dijo Trump en un discurso solemne, a veces confuso, desde el despacho oval.

“Para evitar que ingresen nuevos casos a nuestro país, suspenderé todos los viajes de Europa a Estados Unidos durante los próximos 30 días”, dijo Trump en un mensaje a la nación desde la oficina oval.

“La nueva norma entrará en vigencia el viernes a la medianoche”, precisó, y especificó que la restricción tampoco se aplicará a los vuelos procedentes de Reino Unido. Se aplicará a todas aquellas personas que hayan estado durante los 14 días previos a la llegada a Estados Unidos en cualquier país del espacio Schengen (26 naciones europeas que tienen libre circulación para sus ciudadanos), excepto a los estadounidenses y los residentes permanentes.

En un hecho sin precedentes, el Departamento de Estado exhortó a los estadounidenses a que eviten todo viaje al extranjero.

El precio del petróleo caía el jueves por la mañana en Asia más de un 6% y la bolsa de Tokio y Hong Kong abrían en rojo después de la palabras del mandatario.

En una frase confusa, el mandatario dio a entender que el veto se aplicaría también a los cargueros que llegan de Europa, pero la Casa Blanca aseguró luego que no era el caso.

– “Virus extranjero” –

Durante su discurso de 10 minutos, el presidente de la primera economía mundial definió como un “virus extranjero” el patógeno que se expandió por más de un centenar de países en las últimas semanas.

Hace unos días, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, provocó una polémica y el enfado de Pekín al hablar del “virus de Wuhan”, la ciudad china donde surgió el coronavirus.

Horas antes del discurso presidencial, el director de los Centros Estadounidenses para la Detección y Prevención de Enfermedades, Robert Redfield, había avisado que para su país el mayor riesgo de propagación del coronavirus procedía de Europa.

“Para nosotros, ahora la verdadera amenaza es Europa”, afirmó. “Los casos proceden de allí. Hablando claro, Europa es la nueva China”.

Europa registra 22.307 casos confirmados de los que 930 murieron. En el mundo, hay 124.101 casos en 113 países y territorios, de los que murieron 4.566, según un recuento de la AFP a partir de fuentes oficiales.

Calificado ya como pandemia por la OMS, el COVID-19 interrumpe la vida diaria de los ciudadanos, desde limitar los viajes hasta cerrar lugares públicos o restringir la cantidad de personas que pueden reunirse .

Los 60 millones de italianos fueron llamados a quedarse en casa el miércoles por segundo día consecutivo. Por la noche, el gobierno decretó el cierre de todos los negocios, excepto farmacias y tiendas de alimentos. Italia tiene más de 12.000 casos, incluidas 827 muertes.  (BROZO)