El gobierno de Líbano renuncia tras la explosión en el puerto de Beirut

Hassan Diab, primer ministro del Líbano, anunció su renuncia junto con todo su gobierno, luego de la explosión en el puerto de Beirut que causó la muerte de al menos 160 personas y lesiones en aproximadamente 6 mil.

La renuncia se da luego de días de varias manifestaciones, principalmente este fin de semana, que derivaron en enfrentamientos entre los inconformes y las fuerzas de seguridad.

“Declaro hoy la renuncia de este gobierno. Que Dios proteja al Líbano”, señaló Diab en un discurso dirigido a la nación a las 19:30 horas locales.

Además, el ahora exprimer ministro aseguró que da un paso atrás para poder “apoyar a la gente” y así poder pelear la batalla por el cambio junto a ellos, pues el crimen (de la explosión) es “resultado de una corrupción endémica”.

Por su parte, el presidente del Líbano, Michel Aoun, aceptó la renuncia del gobierno de Diab, quien apenas había asumido en octubre de 2019, pero le pidió que siga en funciones hasta la formación de un nuevo Ejecutivo.

Desde el domingo habían presentado su renuncia tres de los 30 ministros del Ejecutivo: el de Información, Manal Abdel Samad; Medio Ambiente, Demianos Qattar; y ya este lunes, la de Justicia, Marie Claude Najm.

El titular de Finanzas, Ghazi Wazni, también había preparado su carta de dimisión, según medios locales.

La explosión en el puerto de Beirut se atribuye a un incendio en una reserva de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio altamente volátil. El material se había almacenado en el puerto desde 2013 con pocas salvaguardias a pesar de las numerosas advertencias del peligro.

La última decisión tomada por el gobierno de Diab antes de su renuncia fue remitir el caso de la explosión al Consejo Judicial Supremo, que se ocupa de los delitos que infringen la seguridad nacional del Líbano, así como los delitos políticos y de seguridad estatal.

El Consejo Judicial Supremo es el máximo órgano judicial del Líbano. (PROCESO)