Esto es lo que sabemos de la vacuna anticovid mexicana Patria

De acuerdo con los investigadores, los resultados en animales apuntan a que existe “una base muy sólida» para confiar en que pueda proteger del covid-19.

Con múltiples vacunas contra el covid-19 en el mundo, los científicos mexicanos han comenzado a desarrollar una de origen nacional, con el fin de reducir gastos y agilizar la inmunización de la población. De acuerdo con las autoridades, el biológico llevará el nombre de Patria y a continuación te contamos todo lo que sabemos sobre el antígeno.

La directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, dio a conocer que se cuenta con la participación de científicos de alto nivel, tanto de universidades nacionales como internacionales; laboratorios como Avimex, institutos nacionales de salud y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

¿Cómo funciona?
Para desarrollar esta vacuna se hace uso de una plataforma que utiliza un vector del virus de Newcastle, el cual que no es dañino en humanos y que, además, es utilizado en laboratorios desde hace 15 años, principalmente en el desarrollo de biológicos aplicados a uso veterinario.

Esta plataforma permite expresar la proteína S del virus, que va a proteger a las personas sin causar la enfermedad y lograr que el organismo se encuentre listo para resistir de manera preventiva el covid-19.

“La vacua Patria tiene seis sitios de estabilización, es una nueva generación de expresión de la proteína. Algo importante es que esta estabilización que genera necesita estar en la forma de un tulipán, cuando el virus invade, la proteína de la espícula se vuelve como una lanza y esta forma ya no permite la formación de anticuerpos adecuados, entonces se necesita estabilizar la forma del tulipán; y esto es lo que se está haciendo de manera muy importante”, dijo Constantino III Roberto López Macías, doctor de Ciencias Biomédicas en la UNAM.
Hasta el momento, una planta piloto se encuentra produciendo los primeros lotes para continuar con las investigaciones.

Aplicación
Si la vacuna se emplea de manera nasal se estimula la inmunidad de las mucosas, pero también puede inocularse por la vía muscular (en el brazo). Debido a su plataforma, es posible generar vacunas para diferentes variantes del SARS-CoV2 y otros virus.

​​Desarrollo

Luego de que el gobierno lanzara una convocatoria de innovación abierta, la vacuna Patria destacó entre las demás por “su rigor y solidez científica” y fue seleccionada por el Comité Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación en Salud Pública, coordinado por el Conacyt.

Las pruebas en animales han demostrado la efectividad del biológico, por lo que se estima que tiene altas posibilidades de ser segura y eficaz en los humanos. Estos estudios preclínicos en pequeños roedores se ha probado la seguridad en estos organismos, como la potencialidad de producir anticuerpos, y su respuesta para proteger ante la infección.

También, se han hecho pruebas en cerdos, cuyo sistema es similar al de los humanos, y han superado las pruebas y la evaluación detallada de análisis moleculares, preclínicas, la construcción.

Además, se ha logrado la certificación por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para producir lotes vacunales, así como el diseño y revisión ante el Comité de Ciencia e Innovación del Conacyt sobre el diseño de la primera fase clínica.

“De los desarrollo vacunales, sólo entre el 10 y el 20 por ciento llegan a esta fase, por lo tanto, es una gran noticia que el Presidente nos pidió compartir”, señaló la titular del Conacyt.
Todavía falta el desarrollo de tres fases de estudios clínicos, pero los investigadores consideran que existe “una base muy sólida» para confiar que este desarrollo pueda ser una vacuna mexicana que proteja contra el covid-19.

“Si todo sale como esperamos, tendríamos a final de este año una vacuna mexicana que sería puesta a disposición de la Cofepris para su aprobación en uso de emergencia”, resaltó.
¿En qué fase está?
Ya se inició el ensayo clínico fase uno y se encuentra en la etapa de reclutamiento para las pruebas en humanos. Los lotes para la investigación ya están producidos y son suficientes para el primer ensayo clínico. Se reclutarán entre 90 y 100 voluntarios, todos deberán ser adultos sanos entre 18 y 55 años, y se enfocará en la Ciudad de México.


A los voluntarios se les inyectará el antígeno durante los próximos días para iniciar el proceso de tamizaje y se esperan los resultados de los estudios a finales de mayo.