Rabia en humanos. Qué es y cómo prevenir esta enfermedad mortal tras casos en Oaxaca

Ante la muerte de uno de los tres niños que fueron mordidos por un murciélago en San Lorenzo Texmelucan, en la Sierra Sur de Oaxaca, y cuyos casos han recibido el manejo médico de la rabia, es importante tener en cuenta que aunque la mortalidad de esta enfermedad es prácticamente del 100%, también se trata de un mal viral que es prevenible. 

Así lo expuso Juan Luis Mosqueda, investigador, especialista en Medicina Interna e Infectología, quien a partir de lo que sucedió en la entidad oaxaqueña recordó que la rabia se transmite a humanos por contacto directo (en una herida o mucosas) con saliva de un animal infectado.

A través de su cuenta de Twitter el especialista explicó que el contagio ocurre por mordida de un animal con rabia, generalmente de un ejemplar en vida silvestre pues México está certificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como libre de rabia humana trasmitida por perros, gatos y animales domésticos.

No obstante, el experto recordó que hay otras fuentes, pero que esta enfermedad sólo afecta a mamíferos en forma silvestre puede estar en zorrillos, mapaches, murciélagos, zorros, entre otros, por lo cual es de vital importancia apostar por la prevención.

“La prevención implica vacunar contra la rabia a perros y gatos domésticos. Adicionalmente, debe evitarse contacto con perros o gatos desconocidos y de la misma manera, evitar contacto con mamíferos silvestres”, detalló.

Si pese a estas medidas hay un contacto de riesgo, el infectólogo realizó una serie de medidas a tomar en cuenta y señaló que cuando alguien es mordido por un animal con rabia, el virus entra en la herida y viaja por los nervios hacia la médula espinal y el cerebro, proceso que puede durar días o semanas.

“Este tiempo que dura el virus en llegar al cerebro, nos permite prevenir después de la mordida”, agregó.

Las medidas expuestas por el especialista son las siguientes:

1. Es importante buscar atención cuando alguien es mordido por un perro o gato desconocido, del que no se sabe su estado de salud o de vacunación. Y también ante una mordida de un mamífero silvestre.

2. Posteriormente a lavar con agua y jabón la mordida de un animal con rabia o con sospecha de rabia, se pueden aplicar dos cosas para prevenir la rabia:

– Inmunoglobulina contra rabia, que son defensas contra el virus

– Vacuna contra la rabia, para que se produzcan las defensas.

En el caso de los posibles casos en Oaxaca, luego de la muerte del niño de 7 años, los Servicios de Salud informaron que la menor de 8 años sigue en estado grave, bajo sedoanalgesia y ventilación mecánica, mientras que la tercera niña no ha presentado sintomatología; nos obstante, aún se esperan los resultados dd Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE). (EL UNIVERSAL)

Comentarios

Comentarios